Doctor Moviles, valorado por OCU como el mejor establecimiento de Barcelona

ocu

 

  • OCU, Diciembre 2015

 

En tiempos más boyantes era normal que si algo se rompía fuese a la basura. ¿Para qué arreglarlo si podíamos comprar otro nuevo y mejor? La historia ha cambiado. Las reparaciones vuelven a estar de moda y los móviles no son una excepción.
Más barato que comprar otro móvil Un conector mini USB que ya no carga, un botón de inicio que no responde o, simplemente, una pantalla que se rompe. No son daños raros en un smartphone. Pero, ¿son caras las reparaciones? Porque si el móvil tiene más de dos años o la avería no responde a un defecto de fabricación, tendrá que pagarlos de su bolsillo. La respuesta es no, o al menos, no demasiado (Una pantalla nueva desde 60 €). Sobre todo si lo comparamos con el coste de adquirir la nueva versión de ese móvil o incluso de ese mismo modelo de segunda mano.

Claro que no es menos cierto que uno de cada tres servicios técnicos consultados no garantizaban la instalación de piezas originales, una circunstancia a valorar en el caso de la pantalla. La siguiente cuestión es obvia: ¿a dónde dirigirse? Ya le adelantamos que los precios fluctúan bastante y no hay una cadena o un tipo de establecimiento más económico. Lo que sí hay es mucha oferta, porque es un servicio que brindan tanto los comercios de electrónica como las mismas tiendas de venta de móviles. Así que no le resultará muy difícil conseguir un par de presupuestos en el barrio. Y no tendrá que esperar mucho; si la avería implica la sustitución de una pieza, le darán precio en el acto, incluso por teléfono. Al tiempo que le ofrecerán una rápida reparación.
Pero, ¿podemos confiar en su palabra?

Para confirmar la calidad de sus servicios llevamos a reparar el conector mini USB de un Samsung Galaxy S II. La pieza, nueva y cambiada, de un día para otro Hay que reconocer que en todos los casos la reparación fue satisfactoria. Y además muy rápida: en 22 de los 32 establecimientos visitados cambiaron la pieza defectuosa en apenas 24 horas (en 7 ocasiones no tardaron ni media hora); y en el resto, tuvimos el teléfono de vuelta en menos de una semana, un plazo tolerable.
Eso sí, hubo dos excepciones, las dos en Bilbao: un Telecor que nos advirtió que no trabajaba con esa pieza para ese móvil; y un The Phone House que nos tuvo una larga semana esperando para luego invitarnos a llevárnoslo a otra tienda.

Por cierto, al recoger el teléfono siempre solicitamos que nos devolvieran la pieza dañada. Es un derecho reconocido al consumidor para que pueda confirmar que realmente la cambiaron por otra. Sin embargo, aún hay establecimientos que lo entienden como una intromisión en su trabajo. Hasta ocho se resistieron a hacerlo; y ante nuestra insistencia algunos incluso nos dieron otra pieza que no era la nuestra. Un error que no hace sino provocar la desconfianza del consumidor.
Aunque para desconfianza, la que nos transmitió el técnico de BCN Móviles al comprobar luego que había aprovechado la reparación para cambiar nuestra batería por otra ligeramente deteriorada.

Poca información y facturas de risa (por no llorar) Pero sin duda el problema más habitual en este tipo de establecimientos es la falta de información básica de consumo. “Si no saben a qué tienen derecho, no darán problemas”, deben pensar. Porque apenas encontramos referencias al derecho a pedir un presupuesto previo, al derecho a exigir una garantía de tres meses tras la reparación o al coste de la mano de obra. Es más, algunas de ellas ni siquiera informan de la obligatoria presencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente.

Otro problema común se da a la hora de dejar el móvil. El resguardo es demasiado prosaico o, directamente, no se da. Un riesgo en caso de que el móvil se perdiera durante la reparación. La factura es otra irregularidad frecuentemente detectada. Sí, cuando recogimos y pagamos el móvil siempre nos dieron un papel, pero a menudo eran tickets o albaranes que además carecían de datos cruciales como la identificación del móvil reparado o la explicación de la reparación efectuada. Si el móvil se volviese a averiar por el mismo motivo, el consumidor no tendría forma de demostrar que ya había pagado antes por ese mismo concepto.

En definitiva, la falta de cumplimiento de los reglamentos de consumo nos parece incomprensible tratándose de normas de consumo que ya llevan 27 años en vigor. Un problema que además revela una preocupante inacción por parte de la administración, último responsable de controlar este tipo de conductas.

Leer artículo

Título
Doctor Moviles, valorado por OCU como el mejor establecimiento de Barcelona
Nombre del Artículo
Doctor Moviles, valorado por OCU como el mejor establecimiento de Barcelona
Descrpción
Doctor Moviles, mejor establecimiento de Barcelona
Autor
Editor
Doctor Moviles
Logo editor

Un comentario en “Doctor Moviles, valorado por OCU como el mejor establecimiento de Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*